Qué es y cómo funciona el láser lipolítico

July 12 2017

Top trenzas verano

July 12 2017

Botox para no sudar

July 12 2017
laser lipolítico
top trenzas verano
botox contra el sudor excesivo

Con la llegada del verano, lo natural es sudar de más por las altas temperaturas, pero hay personas que sudan más de lo normal, afectando a su día a día e incluso a su autoestima.

Aunque el sudor es necesario como acto biológico natural del cuerpo, para algunas personas puede llegar a ser algo muy molesto. Las personas que sufren hiperhidrosis, sudan más de lo normal sin que haya de por medio una enfermedad o causa aparente.

Por ello, existen tratamientos que ayudan a reducir esta sudoración excesiva. Entre ellas, se puede usar el botox.

El sudor es necesario, ya que regula la temperatura corporal, elimina el exceso de calor, expulsa restos de fármacos y reabsorbe sodio en épocas de intenso calor sin embargo, cuando surge sin causas aparentes, no hay enfermedades de por medio y la sudoración excesiva es bilateral, simétrica y se presenta en axilas, cara o palmas de las manos o pies se trata de hiperhidrosis primaria localizada. Y esta sudoración excesiva puede alterar la vida de las personas que lo sufren, afectando a su vida social.

En estudios realizados, un 34 por ciento piensa que sudar excesivamente en público es peor que tener miedo escénico y un 30 por ciento cree que produce más vergüenza que tener acné o sufrir obesidad, por lo que sudar en exceso se puede llegar a categorizar como un problema.

El botox o la toxina botulínica, usado en tratamientos antiedad, se ha demostrado que ayuda a reducir la sudoración excesiva. El botox se inyecta en la piel en pequeñas dosis y actúa bloqueando las señales nerviosas que regulan las glándulas sudoríparas, reduciendo así la cantidad de sudor.

Los resultados del tratamiento con botox se notan desde la primera sesión, y pueden durar entre 6 y 8 meses. El tratamiento es indoloro sin necesidad de intervención quirúrgica, durando la sesión alrededor de media hora. Además, no hay efectos secundarios ni es necesaria una recuperación. Se recomienda no realizar ejercicio físico intenso ni acudir a saunas o baños calientes dos horas después del tratamiento.

Las personas que se realizan estos tratamientos con toxina botulínica suelen acudir a la clínica en primavera o a principios de verano, que es cuando se comienza a sudar más. Si el caso de hiperhidrosis es grave, se pueden llegar a hacer hasta 3 tratamientos al año.