Cómo elegir camilla, tipos y usos

camilla balnaturaCuando se elige una camilla, factores como el tipo de uso que se le va a dar, el material, o si va a estar fija o no, son determinantes. Actualmente numerosos especialistas en el sector wellness (osteópatas, masajistas o esteticiens) realizan sus tareas a domicilio, y para ellos la elección de una camilla que se acomode a sus requerimientos y a los de sus clientes tiene especial relevancia.

A continuación damos explicamos los diferentes tipos de camillas y  recomendaciones en su elección, o si lo prefieres ¡échale un ojo al vídeo!

Dentro de la gama de camillas portátiles que ofrece el mercado se encuentra la camilla de madera maciza y tratada, que se adapta fácilmente a cualquier espacio, dando un toque cálido y acogedor. Es muy sólida y estable aunque ligeramente más pesadas que las camilla de aluminio.

La camilla de aluminio se regula muy fácilmente, especialmente si es de tipo muleta. Hemos de asegurarnos la mayor calidad del material para garantizar una máxima durabilidad y evitar la oxidación del mismo. Si es posible, verificar siempre que cumplan las normativas CEE: UNE 38066/89 y EN 755/91para garantizar un grosor uniforme.

En cuanto a la regulación de altura, existen multitud de sistemas. La regulación en altura por mando de pie es  la más extendida. La camilla eléctrica de este tipo sube linealmente cuando el profesional presiona el mando, y es necesario, cuando adquiramos este tipo de camilla, que nos aseguremos de obtener la máxima garantía post-venta.

Por otro lado, el sistema hidráulico no requiere de electricidad, ya que se bombea manualmente mediante un sistema de pedales. Sin embargo, cuando elegimos una camilla con un sistema hidráulico es importante que se disponga de dos palancas, para nuestra comodidad.

El sistema periférico actualmente es el más recomendado ya que garantiza la máxima comodidad. El sistema periférico consiste en unas barras sobre las que pisamos haciendo que la camilla suba o baje linealmente y no a trompicones. La persona que conoce este sistema y ha trabajado con él, no quiere otro, ya que se puede concentrar completamente en el tratamiento y la camilla no lleva ningún cable suelto que moleste. Además el profesional no necesita dar vueltas alrededor de la camilla para hacer que esta suba o baje.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>