Ejercicios contra los brazos flácidos

v_brazos21La primavera está cada vez más cerca, y con ella el calor y las ganas de dejar por fin en el armario los pesados abrigos invernales: empezaremos a estrenar camisetas de mangas corta y – por qué no – de tirantes.

Preparando el tipo para el verano nos fijamos en vientre, cadera y piernas, pero hay otra parte del cuerpo que enseñamos a menudo y que es importante que sea firme para el conjunto de nuestra imagen: los brazos.

Si lo piensas, los brazos son una parte del cuerpo que se enseña mucho, tanto en primavera como en verano, y enseñar unos tríceps tónicos y firmes contribuye al conjunto de nuestra figura.

Para que puedas fortalecer tus brazos y quitar esa flacidez tan molesta y antiestética, te proponemos tres simples ejercicios que puedes hacer en casa.

Tres ejercicios contra los brazos flácidos

  • ejercicio 1 para los brazos flacidosPara el primer ejercicio vas a necesitar simplemente una botella de agua – o una mancuerna – y una silla. Siéntate en la silla y levanta el brazo hasta que lo tengas pegado a tu oreja. Con la mancuerna en la mano, dobla el codo hasta que toques tu espalda con la mano. Cuida siempre la posición de tu brazo (tiene que estar siempre pegado a la oreja) y que sólo muevas el codo.
  • Para el segundo ejercicio utilizamos las mismas herramientas: una silla y una mancuerna. En este caso apoya la mano derecha en la silla, inclinando el busto hacia ella, y tuerce un poco la espalda izquierda. Coge con la mano izquierda la mancuerna – o una botella llena de agua – y levanta el codo ejercicio2hasta formar un ángulo recto; luego extiende el antebrazo y vuelve a la posición anterior. Es importante que el cuerpo se quede en la posición y que muevas solo el antebrazo. Repite el ejercicio con la otra mano.
  • Para el último ejercicio vas a necesitar un rollo de papel de cocina y una silla – o un mueble bajo de televisión. Con la silla apoyada a la pared, sitúate de espalda a ella, como si fueras a sentarte. Apoya las manos en el asiento y extiende las piernas hacia delante.
    El ejercicio consiste en doblar el codo y que el cuerpo baje lo máximo posible hacia el suelo.
    El papel de cocina te sirve como referencia: cuando llegues a tocarlo con las nalgas ejercicio3tienes que volver a extender los brazos. Si quieres, en la medida en que avanzas con el entrenamiento, puedes sustituir el rollo de papel de cocina por unos libros, para disminuir la distancia con el suelo.

Es importante la constancia y la correcta ejecución de estos ejercicios contra los brazos flácidos, ya que en caso contrario puedes lesionarte y no obtener resultados.

Realizar estos ejercicios te llevará unos veinte minutos al día normalmente. Para cada uno, haz dos series de 10 o 15 repeticiones, descansando un minuto entre una y otra. Mantén siempre la posición correcta y… ¡ánimo!